sábado, 30 de abril de 2016

Me cago en su puta madre





Juicio por denuncia falsa a Francisco Zugasti

Juzgado penal 3.

Calle Julián Camarillo.

Madrid

21 de enero de 2010

Tras declarar nulo la Audiencia Provincial el primer juicio por no haber dejado defenderse al acusado, en el segundo juicio se repitió la indefensión a manos de la juez instructora, Carmen Gámiz Valencia, así como por la juez que celebró el juicio, Blanca Rodríguez Velasco, pues de nuevo se le inadmitieron al acusado la práctica totalidad de las pruebas que demostraban su inocencia.

En el primer juicio se le negó al acusado ejercer su derecho a la última palabra.

En el segundo juicio también se le restringió al acusado su derecho a la última palabra.

El acusado terminó por dejar a un lado los términos legales y remitirse al más elemental sentido común para demostrar la prevaricación de la juez de famillia, Mónica Guerrero Fraile.

Si mis hijos están continuamente enfermos, no se les compra siquiera las medicinas, no se les vacuna, llegan a perder un 30% de peso porque ni les dan de comer, si se les cambia constantemente de médico, si se les cambia varias veces de colegio, si el niño de siete años amenaza por escrito con suicidarse... a la juez le parecerá normal pero como padre yo me cago en su puta madre.

Al acusado no se le deja entrar en su propio juicio porque no quiere la denunciante



Projusticia

Denuncia falsa de maltrato de Irene Fernández-Largo López.
Al denunciado no se le deja entrar en el juicio porque lo ordena la denunciante.

Es mejor si no le importa a Usted, espere un momento mientras hablo con su mujer y entonces le llamo.
Primero entre su letrado y yo le tomo declaración a su mujer.

La esposa denuncia a su marido y  a varios desconocidos por amenazas, insultos y agresión.
Es la enésima denuncia falsa que presenta contra su marido.
Solicita orden de alejamiento respecto a ella y los hijos comunes.

Pese a ser el acusado, el juez no le permite entrar en su propio juicio porque su esposa así lo quiere.
El juez cumple a rajatabla las órdenes de la mujer pese a ir en contra de lo estipulado por la ley.
El acusado sufre una total indefensión jurídica.

El acusado pide que conste su queja por tal atropello. La queja no aparece en el acta.
El acusado ha sido citado con un par de horas de antelación sin que en la citación se le informe en calidad de qué ha de acudir al juzgado ni si ha de llevar abogado, documentación o testigos.

Cinco minutos antes de empezar la vista el acusado conoce a quien será su abogado de oficio que no le hace pregunta alguna por los hechos objeto de la denuncia.
La abogada de la denunciante, Cristina de la Hoz Tornel, había sido abogada del denunciado.

La orden de alejamiento no fue acordada.
El juez decidió inhibirse al juzgado competente que tampoco la acordó.
Poco después tanto la abogada como la procuradora de la falsa denunciante renunciaron a su defensa.

Los hechos origen de la denuncia fueron que el padre fue a dar un beso a su hija a la puerta del colegio por ser su cumpleaños.


Feminazis en facultad de derecho




Projusticia

Feminazis en Facultad de Derecho
7 de marzo de 2016
Amenazas y coacciones a quien no comparte sus criterios.
El Foro universitario Francisco De Vitoria es la asociación de estudiantes decana de la Facultad de Derecho de la Universidad Complutense de Madrid. Entre sus actividades está organizar charlas, debates y conferencias.
Dentro de un ciclo de conferencias más amplio, el pasado 7 de marzo intervenían tres ponentes contrarios al aborto por criterios científicos, éticos y jurídicos.

Siguiendo sus prácticas totalitarias, las feminazis enviaron a un grupo de jóvenes adoctrinados para boicotear las conferencias e intentar impedir su celebración, dado que no toleran ni disidentes ni opositores a sus dictados totalitarios. Como se aprecia en el siguiente mensaje, la asociación Contrapoder organizó el boicot. Esta asociación depende de la Universidad y ha sido uno de los cimientos del partido político Podemos.

Los dirigentes dieron muestra de su legendaria cobardía y no se presentaron siquiera, dejando que fuesen otros los que se expusiesen a sanciones administrativas o penales. Ya que la manifestación que realizaron no estaba autorizada y las amenazas y coacciones que profirieron están tipificadas en el Código Penal.
Las feminazis se concentraron primero en la puerta de la Facultad de Derecho con la evidente intención de espantar a los asistentes a las conferencias. Pese a la urgencia de su convocatoria había cámaras y micrófonos de prensa que evidentemente habían sido avisados por las feminazis dirigentes. Las feminazis presentes no tienen capacidad de convocar a la prensa pues eran jóvenes estudiantes que no habían cumplido la veintena y no los conoce nadie salvo sus padres a la hora de comer.

Conscientes de su impunidad entraron en el vestíbulo de la Facultad. Nadie se lo impidió ni les desalojó ni llamaron a la policía pese a los flagrantes delitos. La vicedecana de la Facultad estaba presente y no se atrevió a tomar medida alguna. Resulta obvio decir que la vicedecana sabe de leyes pero el temor a represalias es muy grande.
Una vez dentro se sentaron en círculo, mostrando unas pancartas con las consabidas consignas feminazis basadas en falsedades. Por ejemplo, el de mujeres muertas en abortos clandestinos.

Seguidamente leyeron un comunicado. Daba vergüenza ajena por lo disparatado de su contenido, su deficiente formación académica y la ignorancia supina sobre el tema que acreditaban sus autores.

Finalmente corearon las habituales consignas feminazis. De nuevo confirmando su ignorancia, su adoctrinamiento y su sectarismo. Hay que reseñar el odio e intolerancia que mostraban quienes no habían cumplido la veintena y se han criado en años de bonanza económica y social.
Este odio e intolerancia se mostraron con mayor intensidad cuando un grupo de mujeres se introdujeron en el círculo para mostrar su oposición a la coacción y amenazas que estaban sufriendo.

Las feminazis estaban convencidas de tener razón, de estar en su derecho en coaccionar y amenazar además de conceptuarse como víctimas en vez de victimarias.

Tras la conferencia pudimos hablar con un par de feminazis. Lejos del grupo mafioso no se mostraban tan arrogantes. Su ignorancia era insultante. Muestra evidente de una educación cuyo nivel académico está por los suelos tras años de leyes del PSOE. Un ejemplo claro de víctimas de la LOGSE. Daba miedo pensar que personas tan ignorantes pudieran algún día estar al cargo de puestos de responsabilidad y tomando decisiones. Pese a presentarse como alumnos de Derecho desconocían tanto que la universidad la había creado un cardenal de la Iglesia católica como que la legislación actual y su aberrante “discriminación positiva” conculca derechos y principios jurídicos básicos como la igualdad ante la ley o la presunción de inocencia. No resultó extraño comprobar sus criterios stalinistas por los cuales consideran justificado acabar con quien piensa diferente y su peculiar concepción de la democracia.

Adoctrinados desde la escuela primaria. Incapaces de tener criterio propio.
Burros con orejeras.
Lacayos manejados por sus dirigentes.

www.projusticia.es

Projusticia. Tribunal Tv. Programa "Derecho a juicio"


Projusticia

Tribunal Tv.

Programa "Derecho a juicio"

Presenta: Ana Crespo Valls.

Intervienen:
Carmen Roney (ADAMUVIC)
Rodrigo Gavilán (Confederación Española de Policía)
Covadonga Naredo (Mujeres progresistas)
Francisco Zugasti (Projusticia).

Año 2008

Congreso del PSOE

Congreso del PSOE
Para maltratados los padres separados
Loading...